OSEP participó del 1° Encuentro Nacional de Unidades de Discapacidad del COSSPRA

Ver mas...

Se presentó en Catamarca el Desafío Ruta 40

Ver mas...

El RENATRE participó de la 48° Fiesta Nacional e Internacional del Poncho en Catamarca

Ver mas...



Una manera diferente de estar informado

viernes 16 de noviembre del 2018



CIUDAD

  2018-11-02 11:18:39

Proponen que la ley del “Arrepentido”


Proponen que la ley del “Arrepentido”

Se impulsa la modificación parcial de Código de Procedimientos Penales de la provincia para su implementación
Proponen que la ley del “arrepentido”
se aplique en la justicia catamarqueña



A partir de la incorporación de la figura popularmente conocida como “del arrepentido” en el Código Penal de la Nación, los diputados Francisco Monti y Rubén Manzi (Cambiemos) elaboraron un proyecto que propone una modificación parcial del Código Procesal Penal de la provincia (CPP) para que esa herramienta pueda ser utilizada en la investigación de los hechos de corrupción por la justicia ordinaria provincial. El proyecto fue presentado en la cámara baja el pasado martes. 
La figura del “arrepentido” –técnicamente llamada imputado colaborador- se incorporó al Código Penal mediante una reforma parcial que aprobó el año pasado el Congreso de la Nación. En esa reforma, se invitó a los estados provinciales a generar las adhesiones necesarias para su implementación. 
En tal sentido, Monti y Manzi analizaron que para que la figura pueda ser implementada en los casos de delitos contra la Administración Pública que investiga la justicia local, es necesario incluirla en la norma del CPP –que es la norma bajo la cual se llevan a cabo los procesos penales en la provincia-. Concretamente, el proyecto propone incorporar un artículo 79 bis a la ley 5097, que establece una serie de reglas bajo las que se implementará en Catamarca el artículo 41 ter del Código Penal de la Nación. 
Así, se detallar que aquella persona que esté imputada podrá ofrecer colaboración a través de su representante legal al fiscal que lleva a cabo la investigación previa a la instancia de elevación a juicio del expediente. Esta colaboración será a través de “cualquier instrumento documental que acuerde verosimilitud a la veracidad de los hechos en cuestión, lo que será oportunamente evaluado judicialmente acerca de la viabilidad para acreditar válidamente las circunstancias fácticas insertas, por si mismos, o sumándose a otras pruebas”. 
El acuerdo deberá ser homologado por el Juez de Garantías que por turno corresponda e incorporado al expediente para la obtención de beneficios al momento del dictado de la sentencia tras un juicio oral y público. 
Los legisladores, en los fundamentos del proyecto, destacaron que “en la lucha contra el crimen organizado, una de las herramientas más efectivas con las que cuenta, o puede contar, nuestra Provincia, es la información. Precisamente, la figura del arrepentido se ha revelado como uno de los instrumentos más adecuados para obtenerla”.      
Los cuadernos y los arrepentidos
Si bien la ley del arrepentido es una figura que existe desde hace varios años en nuestro país, hasta 2016 estaba circunscripta sólo para los delitos de narcotráfico. Fue luego del episodio del ex funcionario kirchnerista José López que fue descubierto cuando ocultaba bolsos con millones de dólares en un convento religioso que se comenzó a debatir la necesidad de que la Justicia contara con una herramienta para lograr esclarecer hechos de corrupción. Y la experiencia del affaire brasileño de la obra pública conocido como el “Lava Jato” que tenía ramificaciones también en nuestro país, terminó impulsándola a nivel local. 
Desde mediados de este año, la figura del arrepentido cobró un gran protagonismo a nivel nacional a raíz de la investigación que lleva adelante el juez federal Caludio Bonadío y el fiscal Carlos Stornelli en la denominada “causa de los cuadernos”. Alrededor de una treitena de empresarios –entre ellos los más poderosos de la Argentina, como Paolo Rocca, Benito Roggio, familiares del actual presidente Mauricio Macri y otros- y exfuncionarios de primer nivel del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner admitieron un entramado para el pago de sobreprecios y la recaudación de sobornos para la concesión de multimillonarias obras públicas que se realizaron entre 2003 y 2015.
 



Fuente: Catamarca Te Informa

Compartir por WhatsApp

Comentarios  (0)



Nombre: 

   

E-Mail: 

   

Comentario: 

   
 
Desarrollado por: © Sicasoft