RENATRE –ANSES – Trabajadores Rurales

Ver mas...

Jornada de Promoción de Estilo de Vida Saludable: Alimentación y Actividad Física

Ver mas...

Se Conmemoro la Autnomia de Catamarca en el Honorable Congreso de la Nacion.-

Ver mas...



Una manera diferente de estar informado

sbado 23 de septiembre del 2017



POLITICA

  2016-07-12 23:25:21

Escandalosas derivaciones por operación inmobiliaria de Recreo


Escandalosas derivaciones por operación inmobiliaria de Recreo

El intendente Roberto Herrera asumió en diciembre de 2015 e inmediatamente habría comenzado -vía Ibarra- las negociaciones con Lobo Vergara, verdadero dueño del inmueble a alquilar, aunque en los papeles figure Andrea Verónica Bollada.

 

El jueves último, en sede judicial, concejales del FPV-PJ presentaron una denuncia penal contra el intendente de Recreo, Roberto Herrera y el diputado provincial y actual presidente de la UCR, Luis Lobo Vergara, por la supuesta malversación de caudales públicos que surge de una operación inmobiliaria por la cual, durante dos años, el municipio alquiló las instalaciones de la exclínica Rawson para el funcionamiento de un anexo de atención al público.

 

En la operación, directa e indirectamente, participó el conocido agente inmobiliario tucumano Julio Ibarra, que ganó conocimiento del público por haber sido el autor de lo que se denomina "Affaire Tesorieri”, una maniobra por la cual alquiló terrenos fiscales que el Estado había cedido para un fin específico a la institución deportiva y los subalquiló, a través de un jugoso contrato en dólares, a la multinacional Disco que opera en Catamarca como Supermercados VEA.

 

En el caso de la denuncia de los concejales recreínos, encabezados por Ramón Oyola, con asesoramiento de Pedro Vélez, Ibarra habría pergeñado la irregular transacción por la cual quedaron comprometidos el diputado Lobo Vergara y el intendente Herrera. De hecho, la empresa inmobiliaria de su mujer -María Ercilia Hael de Ibarra- realizó la tasación de lo que puede costar un inmueble como la exclínica Rawson, sobre la cual Julio Ibarra tenía un pedido de embargo. Es decir que, en conjunto, la familia Ibarra fue embargadora, tasadora y recomendadora de una comercialización a todas luces trucha.

 

Rápida operación

 

El intendente Roberto Herrera asumió en diciembre de 2015 e inmediatamente habría comenzado -vía Ibarra- las negociaciones con Lobo Vergara, verdadero dueño del inmueble a alquilar, aunque en los papeles figure Andrea Verónica Bollada.

 

De hecho, el 1 de marzo de 2016 -a menos de tres meses de la asunción- el intendente dictó el decreto N° 000073/2016, mediante el cual se autoriza en el artículo 1° el alquiler del inmueble identificado como exclínica Rawson, bajo la modalidad de "compra directa sin limitación de montos”.

 

En los considerandos, se argumenta que el edificio donde funciona la municipalidad se encuentra atravesando inconvenientes técnicos que dificultan la atención al público y el trabajo eficiente en las áreas donde habitualmente se genera movimiento de personas y que en razón de ello -sigue el decreto- el personal municipal requiere contar con un nuevo espacio; que la inmobiliaria Lira ha informado -con la firma de la señora Hael de Ibarra- por nota del 26 de febrero de 2016, que no posee inmuebles de esas características para alquiler en Recreo y también que para un mínimo de 450 y un máximo de 700 metros cubiertos, el valor de la locación puede variar entre $25.000 y  $35.000; que a través de un análisis del mercado, la exclínica Rawson emerge como la única oferta viable, ya que se encuentra en pleno centro, posee facilidades de acceso, amplias instalaciones que permiten adecuarlas y mejorarlas para la atención al público; que de acuerdo a un informe del área legal de fecha 22 de febrero, es factible celebrar contrato de locación del inmueble con los actuales propietarios, teniendo en cuenta la tasación realizada por Lira; que de acuerdo a lo informado por Obras y Servicios Públicos recreína, la inversión para la refacción del inmueble ascendería a la suma de $295.017, cálculo que estima el costo de materiales; que conforme a las tratativas precontractuales, es posible llegar a un acuerdo que contemple la suma calculada para refacción como quita o descuento en los meses de alquiler. En este sentido, se resolvió llevar adelante las refacciones afrontando los costos la municipalidad.

 

El contrato trucho

 

El 2 de marzo de 2016, un día después de haberse dictado el decreto, se celebró el contrato de locación entre Andrea Verónica Bollada, DNI N° 23.024.385, en su condición de locador y la municipalidad de Recreo, representada por el intendente Roberto Antonio Herrera, DNI N° 26.586.722, en su calidad de locatario.

 

Por este acto, el locador dio en locación un inmueble edificado ubicado en calle Belgrano N° 44 de la ciudad de Recreo, La Paz, con una superficie cubierta de 570 m2 aproximadamente.

 

En la cláusula segunda se establece que el inmueble se destinará exclusivamente al

funcionamiento de un anexo municipal, estableciéndose como alquiler para el primer año la suma de $12.500 y para el segundo, $25.000.

 

En la cláusula octava se consigna que se recibe el inmueble con faltante de revoques exteriores e interiores, deficiencias en desagües, red de agua potable y faltante de revestimiento en la vereda principal. Por su parte, el locador, como contraprestación de dichos arreglos y mejoras, realiza una quita en el valor del alquiler mensual del 50 por ciento del valor locativo.

 

Hasta aquí, todo parecería resultar una situación normal, propia de un acuerdo inmobiliario, pero a través de la denuncia de los ediles, con base en los registros oficiales, se detectó que el verdadero propietario de la exclínica Rawson es Luis María Lobo Vergara, actual diputado provincial del FCS y presidente de la UCR.

 

Esta información surgió de la propia escritura de marzo de 2007, en la que Eduardo Daniel Escribano e Inés María Homola de Escribano transfieren a Luis María Lobo Vergara el inmueble matrícula catastral 10-24-11-5845, por la suma de $35.000.

 

También consigna la escritura que hay un embargo orden 8683 (13 – 07 – 2006) monto $54.000,00 – capital y $16.350,00 – accesorios legales, autos "Ibarra Julio Edmundo c/Escribano Eduardo Daniel s/ejecutivo, expediente 1378/00, Juzgado Comercial y de Ejecución de Segunda Nominación (certificado 655, 16 – 03 – 2007).

 

De esta manera, quedó acreditado que Andrea Verónica Bollada, según los denunciantes, ha actuado como prestanombre o testaferro de Lobo Vergara.

 

Se trata, evidentemente, de una maniobra de ocultamiento de la identidad del propietario, Lobo Vergara, quien casualmente comparte el estudio jurídico de Tucumán 535 con Mario Escribano, hijo de quienes le transfirieron el inmueble en 2007.

 

También debe destacarse otra situación, ya que la municipalidad, tal como lo expresa el decreto que autoriza la locación, fue informada por Lira acerca del valor de la locación que tendría el inmueble. Aquí surge un dato curioso y sugestivo, porque la inmobiliaria de la ciudad Capital es propiedad de Julio Edmundo Ibarra, a cuyo nombre coincidentemente se registra un embargo en la escritura pública a través de la cual se transfiere la exclínica Rawson a Lobo Vergara.

 



Fuente: Diario El Esquiú

Comentarios  (0)



Nombre: 

   

E-Mail: 

   

Comentario: 

   
 
Desarrollado por: © Sicasoft