El RENATRE informa que se extendió el plazo de actualización de datos registrales para empleadores hasta el 30 de noviembre

Ver mas...

Agasajo para periodistas en la Cámara de Senadores

Ver mas...

La subsecretaria de Medios saluda a todos los/as periodistas

Ver mas...



Una manera diferente de estar informado

lunes 10 de diciembre del 2018



cultura

  2018-04-03 17:31:32

Cultura recibe en donación un traje de una enfermera del conflicto de Malvinas


Cultura recibe en donación un traje de una enfermera del conflicto de Malvinas

El día miércoles 4 de abril a las 10 hs se llevará a cabo una ceremonia en la sala de conferencias de la Casa de la Cultura (San Martin 533), con motivo de la donación del uniforme del Hospital Naval de Puerto Belgrano, que perteneciera a la Sra. Ester Antonia Algañaraz, quien lo usó durante el conflicto bélico del Atlántico Sur. En la oportunidad, la Secretaria de Estado de Cultura, María Jimena Moreno, recibirá el traje mencionado, que luego quedará expuesto en la Casa de la Cultura.
El uniforme:
 En una ceremonia especial se les imponía la capa con las que quedaban revestidas. El significado en sus orígenes era hacerles sentir el peso en sus hombros la responsabilidad que han contraído con la sociedad, al haber elegido la carrera de enfermeras.
La capa forma parte del uniforme del hospital naval, era de tela de fieltro, por las bajas temperaturas, pues generalmente se hacían guardias de 24 hs. siendo las noches largas y frías. Estaba acompañada con un sencillo vestido de percal, zapatillas cómodas y un delantal de color blanco, como sinónimo de limpieza y pureza.
Cuando se coloca con parte de la solapa hacia la izquierda significa país en guerra y cuando se usa con las dos solapas en forma triangular hacia atrás significa batalla perdida.
La donante:
Ester Algañaraz nació en Caucete, provincia de San Juan, estudió el curso de Auxiliar de Enfermería y se recibió en 1975, trabajó en el Hospital Rawson por 4 años y luego, en noviembre de 1979, con 24 años, ingresó al hospital naval Puerto Belgrano como auxiliar de enfermería del personal civil.
Cuando estalló la guerra de Malvinas, recuerda, lo más duro fue cuando empezaron a llegar los heridos en combate que eran transportados en helicóptero hasta la base. Algunos de ellos tenían la letra “M” marcada en la frente, porque habían sido medicados con morfina y debíamos seguir el protocolo médico.
 A Ester le tocó atender a los sobrevivientes del Crucero General Belgrano que llegaron una noche; y en la sala donde ella trabajaba recibían heridos con pie de trinchera, amputados, quemados por el frio, desnutridos, y lo peor era que tenían mucho miedo porque ni sabían por qué estaban ahí.
“Ser enfermera en un don de Dios, porque estamos preparadas para dar amor, compresión y cuidados a otra persona (…) En aquellos años ejercí mi profesión con mucho dolor, pero hoy, ya jubilada puedo decir que lo único que hice fue servir a mis semejantes y quiero seguir siendo un instrumento del Señor para quienes necesiten tanto dentro como fuera del hospital”, reza su relato en el libro “Mujeres olvidadas de Malvinas”, de la Lic. Sandra E. Solohaga.
Ester Algañaraz vive hace 33 años en Catamarca, y en 2004 comenzó a trabajar en el Hospital San Juan Bautista hasta que se jubiló en 2013.



Fuente: Catamarca Te Informa

Compartir por WhatsApp

Comentarios  (0)



Nombre: 

   

E-Mail: 

   

Comentario: 

   
 
Desarrollado por: © Sicasoft