SAN MARTÍN RECIBE A ESPERANZAS RECREINAS

Ver mas...

Accidente fatal en Sumalao: el conductor será indagado por homicidio culposo

Ver mas...

El Gobierno suspendió la entrega de medicamentos a pacientes con VIH

Ver mas...



Una manera diferente de estar informado

sbado 20 de enero del 2018



SALUD

  2017-12-23 21:35:07

Fiestas sin complicaciones: cómo prevenir accidentes con pirotecnia


Fiestas sin complicaciones: cómo prevenir accidentes con pirotecnia

Cohetes, bengalas, estrellitas, cañitas voladoras, petardos y demás fuegos artificiales son parte de la postal de los festejos de fin de año. Pero si no se presta atención a los cuidados básicos pueden producirse lesiones que empañen la celebración. Qué hacer en caso de quemaduras.
 

Los fuegos artificiales son parte de la escenografía tradicional de los festejos de fin de año. Y si bien para muchos pueden resultar atractivos y hasta un elemento distintivo de la Navidad y el Año Nuevo, la realidad es que hay que ser conscientes de los riesgos que conllevan.

Uno de los principales problemas de la pirotecnia es que, muchas veces, el tiempo que transcurre entre el encendido y la explosión puede no ser el suficiente para que el usuario adopte una distancia prudencial. Además, una manipulación incorrecta puede producir incendios, quemaduras y/o mutilaciones.

En ese sentido, los accidentes más frecuente suelen ser las quemaduras y las zonas más afectadas son brazos, manos y rostro.

En casos de quemaduras por fuego, se debe lavar la zona con agua fría y cubrirla con gasas estériles o con telas limpias y húmedas y concurrir a un servicio médico
 

El doctor Silvio Luis Aguilera, director médico de Vittal, brindó una serie de recomendaciones básicas para evitar lesiones:

– La pirotecnia debe ser manejada únicamente por adultos con protección ocular y ropa no inflamable. Hay que alejar a los chicos y no apuntar nunca a otras personas, animales u hogares.

– Un factor de prevención clave consiste en comprar siempre pirotecnia autorizada (debe tener la leyenda "Autorizado por el Renar" y la inscripción del número de registro que corresponde y datos del fabricante o importador del artefacto). La pirotecnia clandestina potencia los riesgos de sufrir un accidente, ya que suele ser de fabricación precaria.

– Evitar usar pirotecnia en lugares cerrados y hacerlo siempre en sitios alejados de garrafas, estaciones de servicio, autos y cocinas.

– No colocar pirotecnia en los bolsillos ni exponerla a fuentes de calor.

– Si un artefacto no explota, jamás debe tocarse. Hay que apagarlo con abundante agua y mantenerse lejos.

– Evitar encender petardos con mechas cortas (un centímetro o menos), ya que no dan tiempo a quien los enciende de alejarse lo suficiente.

– Apoyar la pirotecnia en el suelo para encenderla y no sostenerla en la mano. Tampoco experimentar o detonar dentro de frascos, botellas, latas u otros recipientes.

Asimismo, detalló qué es lo que hay que tener en cuenta frente a una quemadura:

– En quemaduras por fuego, lavar la zona con agua fría y cubrirla con gasas estériles o con telas limpias y húmedas. El dolor de las quemaduras pequeñas cede fácilmente al contacto con el agua fría. En el caso de grandes quemaduras, se debe buscar una manta, mojarla completamente con agua fría y cubrir a la víctima.

– Es importante retirar anillos, pulseras u otros elementos que causen presión sobre la zona quemada.

– Si la quemadura es en los dedos, separarlos con gasas húmedas antes de vendarlos.

– Tras los procedimientos básicos, trasladar inmediatamente al quemado al hospital o centro asistencial más cercano.

– No hacer presión en la zona ni aplicar lociones, cremas, ungüentos, hielo, pasta de dientes, alimentos congelados, grasa. Tampoco remover la piel resquebrajada o reventar las ampollas.

Luego de los procedimientos básicos en caso de quemadura, se debe trasladar inmediatamente al accidentado al hospital o centro asistencial más cercano

Ojo con los ojos

En estas fechas, aumentan las consultas por accidentes en los ojos. El 80% se debe a lesiones producidas por el uso de la pirotecnia, mientras que el 20% restante, a accidentes por corchos. La mayoría se produce en adultos hombres y en menores de 20 años.

"Las lesiones por pirotecnia pueden ser leves, como erosiones o úlceras conjuntivales, quemaduras del párpado, o graves, como perforaciones o estallidos del globo ocular. Estas complicaciones necesitan cirugía y, en la mayoría de los casos, dejan secuelas irreversibles en la visión", explicó el médico oftalmólogo Rogelio Ribes Escudero, integrante del servicio de oftalmología del Hospital Alemán, y agregó: "Pueden ocurrir en la persona que enciende el explosivo, pero también en las están alrededor debido a la expulsión de partículas que alcanzan varios metros y a gran velocidad".

Y tras asegurar que "esto es peor cuando se colocan explosivos en recipientes como botellas, latas o ladrillos, ya que al estallar liberan partículas hacia todos lados", brindó recomendaciones para disminuir las lesiones:

– Utilizar anteojos de seguridad (para el que manipula y los espectadores), que se consiguen en cualquier ferretería.

– Respetar un perímetro de seguridad, que deberá ser mayor o menor en función de la potencia del explosivo.

– En caso de que se produzca un accidente, es importante acudir a un centro oftalmológico de inmediato. Sin embargo, se puede hacer una limpieza suave con agua para que arrastre restos de partículas de la superficie ocular. No comprimir el ojo hasta que el oftalmólogo descarte la existencia de una perforación ocular.

– Nunca permitir que los niños manipulen elementos de pirotecnia y, en especial, sin supervisión de un adulto.

"Es importante entender que no hay pirotecnia segura. Jugar con juegos artificiales puede traer consecuencias que duran toda la vida. La pirotecnia siempre tiene riesgos. La mejor prevención es no usarla", finalizó Ribes Escudero.

 



Fuente: Infobae

Compartir por WhatsApp

Comentarios  (0)



Nombre: 

   

E-Mail: 

   

Comentario: 

   
 
Desarrollado por: © Sicasoft