sábado 24 de julio de 2021 - Edición Nº962

Nacionales | 18 jul 2021

Deambuló sólo y a pie por los caminos del norte hasta llegar a Rosario de la Frontera, en Salta


Pocos días atrás, un abuelo de setenta y dos años de edad, de nombre Félix Gonzales, se encontraba perdido deambulando y durmiendo a la intemperie en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera.

Fue rescatado gracias a la publicación de un vecino de la comunidad rosarina, Cristian Colque, quien había advertido la situación del hombre y se puso en contacto con personal policial de la localidad de El Tala, ya que se presumía que era de allí.

Luego del llamado la policía taleña realizó las investigaciones correspondientes y así se supo que el abuelo era oriundo de la ciudad tucumana de Trancas, a pocos kilómetros del límite con salta y del municipio salteño de El Tala, y que tristemente no tenía ningún familiar directo.

De manera conjunta el personal policial y bomberos de Trancas lograron regresarlo a esa ciudad con un final feliz, ya que una nueva familia se hizo cargo del abuelo.

La oficial principal Roxana Aguilera relató la odisea que vivieron el fin de semana que finalizó con fortuna para don Félix.

"El abuelo se encontraba perdido deambulando en Rosario de la Frontera. Por un vecino de allí que se comunicó con vecinos de El Tala, los cuales se apersonaron a nuestra dependencia a preguntarnos si lo conocíamos y viendo la foto recordamos que ya se había perdido anteriormente", recordó la oficial.

Contó que al tomar conocimiento de la identidad del abuelo "pudimos arbitrar para desarrollar un trabajo mancomunado con los bomberos de Trancas, quienes se ocuparon de buscarle una familia".

"Lamentablemente él en su DNI figura con domicilio en Trancas pero no tiene ningún familiar directo allí. Por lo que supimos, es muy conocido en la zona", detalló la uniformada.

"Gracias al bombero Tito Guanca, quien también hizo las averiguaciones de la situación del hombre, logró conseguirle una familia, la cual aseguró que se haría cargo", agregó.

El traslado de don Félix se realizó en el móvil 2047 a cargo del chofer sargento ayudante Leonardo Aguirre y la suboficial principal Roxana Aguirre. Una vez que se supo de dónde era y la familia que se haría cargo, el personal policial se hizo presente en Rosario de la Frontera para buscarlo y trasladarlo a El Tala.

"Aprovechando que teníamos que cargar combustible en Rosario de la Frontera, cuando llegamos nos damos con la novedad de que ya no estaba allí. Inmediatamente nos comunicamos con el vecino Colque, quien asistió con comida al abuelo los días que estuvo perdido, pero él tampoco lo encontró", contó la oficial.

Señaló que al regresar a El Tala, por el camino viejo de la ruta 25, por fin lo encontraron. Se presume que caminó alrededor de 20 kilómetros.

"Parece que había tomado la decisión de volver a Trancas caminando. Al regresar decidimos hacerlo por la ruta vieja y allí lo encontramos a la altura de la finca de Arenales en una garita. Cuando nos vio el abuelo se puso contento, cuando lo encontramos estaba con otro hombre de esa finca y le había prometido que si no aparecía nadie, él mismo lo llevaría de vuelta", recordó Aguilera.

Agregó que, "Se encontraba con muchas ansias de regresar a su lugar de origen".

En cuanto a las condiciones en la que se encontraba don Félix, detalló que, "En su aspecto estaba en una condición muy negligente pero físicamente estaba lucido, de salud muy bien ya que lo llevamos al hospital, se le realizaron exámenes que determinaron que estaba bien".

Una vez que lo examinaron en el hospital Santa Teresa de El Tala, el móvil de bomberos de Trancas lo llevó a su nuevo hogar. La suboficial aseguró: "Ya está con su nueva familia, en mejores condiciones y está muy contento".

"Agrademos al señor Guanca quien se ofreció a buscar una familia para el abuelo", finalizó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias